NUEVA YORK - Josh Beckett no viajó con sus compañeros para el comienzo de la temporada regular en Japón y Curt Schilling estará inactivo al menos hasta julio con una lesión en el hombro.

De repente, los campeones Medias Rojas de Boston no lucen tan imponentes, aunque eso no significa que el equipo no tenga los recursos necesarios para repetir el título de Serie Mundial, algo que ningún equipo logra desde los Yanquis de Nueva York (1998-2000).

Boston sin duda enfrentará una difícil competencia de cinco o seis poderosos equipos en la Liga Americana.

Detroit se armó hasta los dientes al adquirir al toletero venezolano Miguel Cabrera y al pitcher Dontrelle Willis en un canje con Florida. Seattle sumó a Erik Bedard a una buena rotación abridora, mientras que los Angelinos de Los Angeles ficharon al jardinero Torii Hunter.

Y no se puede olvidar a los Indios de Cleveland y los Yanquis, que apuestan todo a sus jóvenes pitchers.

"Es una liga realmente buena", comentó el gerente general de los Medias Rojas, Theo Epstein. "Hay muchos equipos potentes".

Beckett se quedó en Florida mientras sus compañeros viajaron a tierras niponas para inaugurar la temporada con una serie el martes y miércoles contra los Atléticos de Oakland en Tokio.

Boston espera que su as se recupere pronto de una lesión, un punto importante si el club quiere ganar su tercer título en cinco años.

Todos los protagonistas del campeonato del 2007 están de vuelta, incluyendo dos que tuvieron la oportunidad de irse: el antesalista puertorriqueño Mike Lowell, jugador más valioso de la Serie Mundial, y Schilling.

La ausencia de Beckett abre un espacio en la rotación para las jóvenes promesas Jon Lester y Clay Buchholz. El dominicano Bartolo Colón fue contratado como una póliza de seguro.

Nueva York ganó nueve títulos consecutivos de la División Este de la Americana hasta que Boston quebró esa racha el año pasado.

"Este es el primer año desde que estoy aquí en cinco años en que no somos el equipo a vencer, y creo que esa es una buena posición", indicó el toletero de los Yanquis Alex Rodríguez, seleccionado jugador más valioso de la Americana la campaña pasada.

El vicepresidente del equipo Hank Steinbrenner no comparte esa idea.

"Preferimos ser Darth Vader. Que ellos (los Medias Rojas) sean los desfavorecidos", afirmó.

El club de Nueva York tuvo un frenética receso rumbo a su última temporada en el histórico Yankee Stadium. Los "Bombarderos del Bronx", que se mudarán a un nuevo estadio en el 2009, retuvieron a sus principales agentes libres y se despidieron de su popular manager Joe Torre.

El dirigente se fue del equipo después de conducir a los Yanquis a los playoffs en sus 12 temporadas en la banca, para luego fichar con los Dodgers de Los Angeles, y su reemplazo es Joe Girardi.

En la División Central, Cleveland tiene como cabecilla al jardinero Grady Sizemore y el ganador del Cy Young el año pasado C.C. Sabathia, quien puede convertirse en agente libre después de esta campaña.

Los Indios tuvieron el mejor récord en las mayores el año pasado junto con Boston, y llegaron a tener ventaja de 3-1 sobre los Medias Rojas en la serie de campeonato de la Americana antes de perder tres partidos al hilo.

Cleveland busca su primer título desde 1948.

"No vamos a sorprender a nadie, eso es seguro", comentó Sabathia.

Los Indios tendrán que esforzarse para contener a los Tigres, que también adquirieron al torpedero colombiano Edgar Rentería y poseen una de las mejores alineaciones de las mayores con estrellas latinoamericanas como Cabrera, sus compatriotas Magglio Ordóñez y Carlos Guillén, y el puertorriqueño Iván Rodríguez.

"Es como un equipo de ensueño", dijo Rentería.

Justin Verlander encabeza una buena rotación, aunque dos relevistas importantes están lesionados.

"Mucha gente está diciendo muchas cosas buenas sobre nosotros, pero si no hacemos nada, entonces probablemente dirán muchas cosas malas sobre nosotros", expresó el manager de Detroit, Jim Leyland.

Seattle y Los Angeles posiblemente batallarán por la supremacía en la División Oeste.

Los Angelinos poseen un roster repleto de talento y han ganado la división en tres de los cuatro últimos años, pero sus dos mejores pitchers posiblemente arrancaron la temporada en la lista de inactivos: John Lackey y el venezolano Kelvim Escobar.

Ichiro Suzuki y los Marineros también pueden presumir de una de las mejores rotaciones de la liga con Bedard, los venezolanos Félix Hernández y Carlos Silva, el dominicano Miguel Batista y Jarrod Washburn, además del taponero J.J. Putz.

"Sabemos que los Angelinos son el equipo a vencer. Y creo que los Angelinos también que nosotros también tenemos un equipo con mucho talento", indicó el manager de Seattle, John McLaren.