(Getty)

Después del parón del Juego de las Estrellas, ya hemos vivido cuatro series, en donde la suerte no nos ha sonreído demasiado, ya que tan solo hemos podido triunfar en una de ellas, acumulando un balance en estos últimos quince días de competición de seis victorias, mientras que hemos caído en ocho juegos.

Pero la buena noticia de estos días de retorno a la actividad, tras el Juego de las Estrellas, ha sido ver como dos jugadores han causado una muy grata sensación a la fanaticada.

Maybin y Guzman, en estos quince días, han destacado sobre manera en el aspecto ofensivo de los Padres, que aun así, ha seguido adoleciendo de lo de siempre. Maybin incluso lograba la semana pasada, junto con el guardabosque derecho de los Diamondbacks, Justin Upton, ser nombrado co Jugador de la Semana en la Liga Nacional para el período que terminó el 24 de julio. Reconocimiento que venía a corroborar el excelente estado de forma, que el guardabosque ha experimentado en los últimos juegos disputados.

El jardinero llegó a tener una racha consecutiva de diez juegos seguidos logrando al menos un hit, mientras que el jugador venezolano ha logrado impulsar hasta trece carreras, todo ello en los trece juegos que ambos han disputado, tras el Juego de las Estrellas.

Sin duda son unas marcas que ayudan mucho a ser optimistas acerca del futuro de la ofensiva de los Padres, que adolece y mucho de potencial. Optimismo que por otro lado no nos viene nada mal a la fanaticada, en un mes en donde los rumores de traspaso están a la orden del día, sobre todo ahora que la cima de la división queda más lejos que nunca, en esta temporada.

Maybin, en los 57 turnos de bateo que ha dispuesto en el plate, desde la fiesta de Arizona, ha logrado veinte hits (uno de ellos fue un HR), impulsando seis carreras y anotando doce carreras, acumulando un porcentaje de bateo en los últimos trece juegos, de más de .380.

Menos han sido los turnos de bateo de los que ha dispuesto Guzman, ya que tan solo ha tenido 32 a su disposición, logrando trece hits, que produjeron no más ni menos que trece carreras impulsadas, al tiempo que él mismo logró anotar en siete ocasiones (con tres HRs incluidos) y con un porcentaje de bateo desde el Juego de las Estrellas, cercano a .370.

Destacadas fueron las intervenciones del venezolano, en sus actuaciones en el tercer juego de la serie frente a San Francisco y en el segundo juego de la serie, que nos enfrentó a los Peces, ya que en ambas ocasiones lograba impulsar cuatro carreras, en cada uno de los mencionados juegos. Ocho carreras, de las trece impulsadas, en dos juegos mágicos para él. Aunque no fueron los únicos juegos en los que logró impulsar en múltiples ocasiones, ya que tanto en el tercer juego de la serie frente a Florida, como en el tercero de la serie en casa frente a los D-Backs, lograba impulsar carreras por partida doble (carreras que en un caso ayudaron para sentenciar a los Peces a la barrida y que en el otro caso ayudaron a evitar la barrida frente a los del desierto).

Así pues, hemos disfrutado en estas dos últimas semanas, de dos jóvenes jugadores en forma que vienen a poner de manifiesto que pase lo que pase en los próximos días, Bud Black tiene repertorio del que tirar, para no solo poder terminar bien la temporada, sino también para planificar la próxima.

Y todo esto, queda dicho porque en las próximas fechas, vamos a vivir grandes cambios, orientados en la planificación del futuro de nuestra franquicia.

Alejada ya, casi de manera definitiva la opción de la postemporada, ahora solo cabe pensar en el futuro a medio plazo. El presupuesto con el que se manejarán los Padres la próxima temporada, así como las opciones que surjan ahora para rellenar los huecos que los Padres necesitan reforzar para poder ser competitivos en la próxima temporada, determinarán en gran medida las negociaciones que se estén manteniendo para el traspaso de alguno de nuestros chicos.

Siempre es triste tener que decir adiós, pero a decir verdad en San Diego estamos acostumbrados a ello. Siendo prácticos, tal y como están las cosas en la clasificación y en el plano económico, lo que sería absurdo, es no sacar tajada de algunos de nuestros chicos más valiosos, antes de que se marchen a otros equipos sin que los Padres reciban nada a cambio. Hasta ahí, supongo que casi todo el mundo estará de acuerdo, pero...

¿No habrá llegado el momento de plantearse incrementar el potencial económico de los Padres para atraer/retener jugadores con talento, de cara a ser competitivos y aspirar a la postemporada y a algo más? No sé la respuesta, pero lo cierto es que en algún momento, tendremos que dar el siguiente paso en este sentido. ¿Cuándo? No lo sé, pero tampoco tener la nómina más alta te garantiza estar en las Series Mundiales, ni tener la más baja te descarta para ello, a pesar de ser factores muy importantes a la hora de ver quienes son los equipos que llegan a las últimas instancias de la competición.

Pero por encima del dinero, lo que hay que tener es mucha cabeza a la hora de confeccionar el equipo, con las piezas necesarias, para forjar un auténtico grupo que alcance el éxito.

Y en eso están volcados los Padres, en cuerpo y alma.

Cualquier comentario es siempre bienvenido en padreshispanos@yahoo.com, y si desea seguir la actualidad de los Padres de San Diego y conocer más noticias en español de nuestro equipo, no duden en seguir la página oficial en español de los Padres de San Diego padresbeisbol.com y el blog PADRES HISPANOS, así como a través de PADRES HISPANOS en Facebook y a través de Twitter en @BerkutMartin.