Ahora que está punto de terminar la temporada para los Padres, el mes de Septiembre significa para la organización de San Diego algo más que las típicas pruebas a jóvenes talentos, de cara a confeccionar el equipo del 2012. Cuatro de los equipos de Ligas Menores, afiliados a los Padres han tenido un excelente año, teniendo como recompensa la postemporada.

El equipo de Double-A de San Antonio, el equipo de Class A de Lake Elsinore, el equipo de Class A de Fort Wayne y el equipo short-season de Eugene Esmeralds, han logrado lo que para el equipo de Grandes Ligas ha quedado muy lejos.

San Antonio Missions ganó tanto la primera como la segunda parte de la temporada en la División Sur de la Texas League y abrirá los playoffs frente a Frisco Roughriders, afiliado a los Rangers. Lake Elsinore Storm visitará a Inland Empire (equipo de los Angels), mientras que Fort Wayne abrirá los playoffs de la Midwest League frente a Bowling Green (equipo de los Rays). Y los Eugene Esmeralds ya se están enfrentando a Vancouver (equipo de los Blue Jays) en la postemporada de la Northwest League.

Muchos juegos por delante y muchas misiones, que no tienen otro objetivo más que el de conseguir que la organización de los Padres logre, que este 2011 pase a la historia con alguna alegría, en forma de campeonato para sus filiales. Y de todas esas misiones, la que más me cautiva es la de los San Antonio Missions. Un equipo que el primer año de afiliación con San Diego ya logró el campeonato y que ahora luchará nuevamente por hacerse con la gloria en la Texas League.

Su aventura con San Diego comenzó el 28 de Septiembre de 2006, cuando los Padres anunciaron la afiliación con el equipo tejano. Randy Ready dirigió los designios de los Missions en 2007, tras su promoción desde Class A. Un año mágico para San Antonio que significó el último título conquistado por nuestro filial hasta el momento, liderado por Chase Headley y Josh Geer quien ganó el premio de jugador del año y lanzador del año, en la triunfal temporada.

Ahora cuatro años más tarde, los Missions han terminado la temporada de un modo magnífico. Lograron 49 victorias en el primer tramo de la temporada, mientras que en la segunda parte de este 2011 se logró 45 triunfos, para terminar con un balance final de 94-46. 94 triunfos que suponen 15 victorias más que el segundo mejor equipo de la competición en este 2011, que precisamente será nuestro rival de la primera ronda de playoffs: Frisco Roghriders.

En definitiva, una temporada fantástica que pretenden que forme parte de la institución de San Antonio al mismo nivel que los gloriosos años 1897, 1908, 1933, 1950, 1961, 1963, 1964, 1997, 2002, 2003 y 2007, donde los actuales Missions terminaron en lo más alto.

Un equipo que no solo cuenta en su gloriosa existencia, con los títulos conquistados, sino también con la cuantiosa lista de jugadores que terminaron ingresando en la Gran Carpa. Incluidos jugadores importantes de la plantilla de los Padres en el día de hoy, como por ejemplo Chase Headley, Kyle Blanks, Nick Hundley, Tim Stauffer, Mat Latos y Will Venable.

Todos estos playoffs que se viviran en este mes de Septiembre, nos deben de dar esperanzas de un futuro mejor para los Padres. Un futuro que será mejor que lo vivido en este 2011, que ya acaba. Tenemos una granja que día a día florece más y mejor, con el propósito de poder dar a los Padres la alegría de vernos de nuevo en las Series Mundiales. Esperemos que ese momento no se demore demasiado en llegar, pero hemos de ser pacientes. La semilla ya está sembrada y tan solo hay que trabajar duro para que florezcan los buenos resultados y recoger los sabrosos frutos que el futuro tiene nos tiene reservados.

Cualquier comentario es siempre bienvenido en padreshispanos@yahoo.com, y si desea seguir la actualidad de los Padres de San Diego y conocer más noticias en español de nuestro equipo, no duden en seguir la página oficial en español de los Padres de San Diego padresbeisbol.com y el blog PADRES HISPANOS, así como a través de PADRES HISPANOS en Facebook y a través de Twitter en @BerkutMartin.