(AP)

Tras casi dos semanas de la despedida de la temporada 2011, por parte de los Padres, ya somos conscientes de algunas noticias que son de suma importancia para la confección de la plantilla de San Diego del próximo año. Y lo primero y más importante es el presupuesto con el que Jed Hoyer se manejará para la confección esa plantilla que defenderá nuestros intereses en la Gran Carpa.

Según informó Jeff Moorad, la cantidad de dinero de la que dispondrá nuestro General Manager será entre 53 y 55 millones de dólares. Cantidad de dinero que ya se presuponía, puesto que desde hace algunas fechas ya se había anunciado que el payroll del 2012 empezaría por la cifra 5. Esto supone un aumento de alrededor de cinco millones de dólares más para gastar, respecto de lo que se dispuso en la temporada que hemos despedido recientemente. Todo ello gracias a un nuevo acuerdo televisivo que los Padres quieren dejar ultimado para cuando llegue el día de año nuevo. Un acuerdo televisivo, que presumiblemente será con FOX, y que se pretende que reporte a San Diego unos 25 millones para el 2012, por contra de los 15 millones recaudados en este concepto en el 2011.

Este aumento significativo de ingresos, supone no solo un aumento en el desembolso que se hará en las inversiones de jugadores que desembarquen en el Sur de California, sino que vendrá a paliar las perdidas de 1.6 millones de dólares, que los Padres han anunciado se producirán en esta temporada.

Y llegados a este punto, Jed Hoyer parece que tiene claro por donde tiene que buscar, para gastar cada uno de esos dólares, con el objetivo de poder devolver a los Padres la química que tuvimos en el 2010, año que a punto estuvo de reportarnos mayores alegrías que las que ya nos dio. Y es que con la primera base en plena pugna entre Rizzo y Guzman, con los regresos en el 2012 de Hudson y Bartlett en el centro del diamante, con Headley dueño de la tercera base, lo mismo que Maybin respecto del centro del jardín, el resto de posiciones están en el punto de mira de Hoyer, de cara a lograr reforzar todos esos puestos. El puesto de receptor titular está y estará cubierto por Nick Hundley, quien ha cuajado una sólida temporada, con un porcentaje de bateo de .366 después del Juego de las Estrellas, siendo el cuarto mejor porcentaje de bateo de las Grandes Ligas, tras el parón del All-Star. Sin embargo ha estado alejado de la Gran Carpa durante 65 juegos, por lo que la constancia no ha sido su fuerte en el 2011. Esto hace necesario la incorporación de un segundo receptor de calidad y experiencia para el 2012 (Rob Johnson ha dispuesto de 179 turnos de bateo, bateando tan solo para .190). De este modo, el localizar a un receptor suplente de garantías, se ha convertido a lo largo del tiempo, en una asignatura pendiente importante para el equipo, porque este puesto siempre se convierte en un pendiente cada vez que comienza una offseason.

Otros puestos que también estarán en el punto de mira de nuestro General Manager, serán las esquinas del jardín del PETCO Park. En el lado izquierdo, vemos como Guzman es una posibilidad, si finalmente Rizzo se alza con el puesto de primera base. Los números de Guzman en el 2011 han sido muy interesantes para los Padres y de mantenerlos en el 2012, terminará haciéndose con un hueco en el lineup, en un puesto u otro. Por otro lado vemos como Kyle Blanks terminó bateando para un porcentaje de .219 con 2 HRs y 63 carreras impulsadas en 420 turnos de bateo, unos números que a sus 25 años le siguen convirtiendo en un prospecto más que en una realidad. Así pues, con James Darnell lesionado y sin posibilidades de poder participar en la Arizona Fall League, con Guzman y Blanks como posibles candidatos a ser reservas de la primera base y del propio jardín izquierdo, se hace necesario reforzar la posición. En el jardín derecho, la falta de poder ofensivo es la razón de la búsqueda de refuerzos, ya que si bien Will Venable se plantea como el dueño de esta posición, ha tenido cierta inconsistencia a la hora de demostrar su potencial ofensivo (en esta temporada ha bateado para .246 con .310 de porcentaje en base, en los 121 juegos disputados con los Padres). Además hemos de tener en cuenta que del resto de jardineros del roster, tan solo Denorfia ha podio batear para .277, en los 111 juegos que disputó, ya que el resto no pudo llegar si siquiera a la barrera de .200. Y a eso le sumamos que los Padres han tenido unos paupérrimos números en la ofensiva de este año, con un escuálido record de 3.7 carreras por juego, lo que nos sitúa solo por encima de de los Giants dentro de las estadísticas de la Liga Nacional, anotando menos de 600 carreras en total, por primera vez desde 1988, y que ello ha provocado el cese el entrenador de bateo Randy Ready, no hay duda que comprar nuevas piezas para el jardín, es una necesidad para Jed Hoyer.

Por último, la loma del PETCO Park también será objeto de atención en esta offseason. Mat Latos, Tim Stauffer, Cory Luebke, además de Clayton Richard, Dustin Moseley y Anthony Bass, lucharán por lograr un puesto en la rotación de los Padres del 2012. Pero se abre una puerta a la contratación de un lanzador veterano, con la incógnita acerca de la posibilidad de si retornará a los Padres Aaron Harang o no. De no hacerlo se hace necesario poder contar en las filas de San Diego ese lanzador de contrastada experiencia, que ayude a reforzar una rotación que fue más constante y sólida en el 2010, de lo que ha sido en este 2011. De hecho ya han surgido rumores acerca de la posibilidad de que John Lackey pudiese ser ese nuevo lanzador veterano que se incluyese en la rotación de San Diego.

En cuanto a los lanzadores de relevo, vemos como se ha de volver a construir un bullpen que no es tan fuerte ahora, como lo era hace algunos años. Muchos de los lanzadores del bullpen han tenido que marcharse de San Diego, para que se pudiesen reforzar otras posiciones. Estando en el aire la posibilidad de que Chad Qualls regrese a San Diego el año que viene y con Mike Adams, Edward Mujica, Ryan Webb, Adam Russell y Brandon Gomes formando parte de la historia de los Padres, ahora toca poder añadir algunas piezas que ayuden de una manera más efectiva, a transformar en victorias las joyas que puedan crear los lanzadores de la rotación. Casey Kelly y Simon Castro serán sin duda los prospectos que con más intensidad, serán observados por parte de los Padres, con la intención de poder ayudar al equipo de la Gran Carpa para el 2012.

Caso aparte es el tema de Bell, que bien podría tener un salario que pudiese abarcar el 20 por ciento del presupuesto de salarios. ¿Estará dispuesto Hoyer a aceptarlo, se podrá llegar a un acuerdo con Bell que no hipoteque demasiado el payroll del 2012, o por el contrario tendremos que despedirnos definitivamente de todo un emblema para los Padres de hoy día?

Muchas incógnitas, que sin duda el tiempo irá resolviendo.

Cualquier comentario es siempre bienvenido en padreshispanos@yahoo.com, y si desea seguir la actualidad de los Padres de San Diego y conocer más noticias en español de nuestro equipo, no duden en seguir la página oficial en español de los Padres de San Diego padresbeisbol.com y el blog PADRES HISPANOS, así como a través de PADRES HISPANOS en Facebook y a través de Twitter en @BerkutMartin.