SAN JUAN, Puerto Rico -- Con un equipo estructurado a base de su cuerpo de lanzadores, los Criollos de Caguas buscarán la primera corona de un equipo puertorriqueño en la Serie del Caribe desde hace 13 años.

Los Cangrejeros de Santurce fueron los últimos monarcas boricuas que ganaron el clásico en 2000.

"Nuestra fortaleza es el pitcheo. Eso nos dio la oportunidad de ganar el campeonato", señaló el dirigente de los Criollos, Pedro López, en entrevista con AP, refiriéndose al 16to trofeo alcanzado por la novena, que despachó a los Indios de Mayagüez en la serie final.

López, quien debutó como dirigente en la recién concluida temporada, confía en la solidez de su cuerpo monticular.

"Si nuestros abridores nos dan cinco o seis buenos innings, vamos a anotar carreras y nuestro bullpen va a aguantar la ventaja", agregó.

Caguas fue el segundo mejor equipo durante la temporada regular con un registro de 24-16 y efectividad de 3.33 en un total de 40 partidos, mientras que en la postemporada, incluyendo el round robin y la final, lideraron el departamento de pitcheo con saldo de 11-7 y promedio de 2.46 carreras limpias permitidas.

La rotación anunciada por el dirigente puertorriqueño está encabezada por Michael Nix, quien de acuerdo al formato de la Serie del Caribe enfrentará a México en el partido inaugural el viernes y se estima que también se enfrente a los dueños de casa en el sexto desafío de la serie.

Nix dejó 2.15 de efectividad en 29.1 entradas en los playoffs, en los que permitió siete carreras, regaló ocho bases, ponchó a 30 adversarios y cerró con par de victorias y una derrota en cinco apariciones.

El derecho Giancarlo Alvarado, ficha de los Indios de Mayagüez que reforzará a los Criollos, enfrentará al combinado de República Dominicana en el segundo compromiso, al tiempo que será reservado para un eventual séptimo juego para definir una posible final.

El más valioso de la serie final, el zurdo dominicano Kelvin Villa, abrirá contra Venezuela, mientras que el también refuerzo proveniente de los Indios, Zack Segovia, subirá al montículo en el primer choque de la segunda ronda contra República Dominicana.

López no precisó si será Dereck Blacksher o Efraín Nieves hijo, el que se encargue de la apertura en el segundo encuentro contra los venezolanos.

El estratega de los Criollos no quiso hablar de debilidades argumentando que tiene el material suficiente para cubrir todos los aspectos del juego, a lo que debe añadirse la química que el grupo destila.

"El pitcheo se ve muy bien, la defensiva se ve muy bien y creo que vamos a batear. Tenemos un equipo balanceado en cuanto a velocidad, bateo, defensiva y pitcheo, pero también en juventud y veteranía. El grupo es bien bueno y eso le hace a uno el trabajo más fácil", destacó.

Además de Alvarado y Segovia, la gerencia cagüeña solo adicionó otros dos refuerzos a su plantilla en los jardineros Danny Ortiz y Jesús "Motorita" Feliciano, quien fue líder bate en la serie final en República Dominicana con los Leones del Escogido.

Equipo

Catchers: Ramón Castro, Roberto Peña y Johnny Monell.

Infielders: Rey Navarro, José Castro, Andy González, Luis Mateo y Carlos Rivera.

Jardineros: Daniel Ortiz, Miguel Abreu, Edgardo Báez, Jesús Feliciano, Jorge Padilla y Aaron Bates.

Lanzadores: Sergio Espinosa, Efraín Nieves, Cole Mc Curry y Kelvin Villa, Giancarlo Alvarado, Edwin Quirarte, Derek Blacksher, Zack Segovia, José De La Torre Robert Bryson, Ricardo Gómez, Miguel Mejía, Michael Nix y Eddy Ramos.