Yovani Gallardo.

MILWAUKEE, Wisconsin -- El pitcher mexicano Yovani Gallardo fue arrestado el martes por manejar ebrio y las autoridades dijeron que tenía casi el triple del nivel máximo de alcohol permitido por ley.

La vocera de la oficina del condado de Milwaukee, Fran McLaughlin, dijo que los policías respondieron el martes a eso de las 2 de la mañana a una denuncia de un conductor que cambiaba de carriles de forma errática. La portavoz indicó que el lanzador de los Cerveceros conducía solo por una autopista de Milwaukee a 40 millas por hora (64 kilómetros por hora), en una zona de 55 millas.

"Fue muy cooperador", señaló McLaughlin. "Dijo que se había tomado un par de cervezas".

El informe del arresto señala que Gallardo tenía los ojos rojos, hablaba con dificultad y olía a alcohol, además que no superó las pruebas de sobriedad en el lugar.

El informe señala que una prueba de aliento reveló que su nivel de alcohol era 0,22, casi el triple del máximo permitido por ley de 0,08.

Los Cerveceros emitieron un comunicado en el que señalan que están al tanto de la situación.

"Le expresamos nuestra desilusión y sabemos que entiende que todos en esta organización nos preocupamos mucho por ese tipo de conducta", señala el comunicado. "Yovani reconoce la seriedad de este incidente y asume toda la responsabilidad por sus actos".

Gallardo habló con reporteros el martes en el Miller Park antes que los Cerveceros se prepararan para abrir una serie de tres partidos contra los Gigantes de San Francisco.

"Obviamente saben por qué estoy aquí", dijo Gallardo. "Lo que pasó anoche, tomé una mala decisión. Cometí un error y estoy seguro que perdí mucho del respeto de los aficionados y sólo quiero disculparme con los aficionados, con mis compañeros, con mi familia".

El mexicano no respondió preguntas de los reporteros, pero dijo que "fue solo una mala decisión, como dije. Algo que no debí haber hecho. Me arrepiento. En este punto, obviamente, no hay nada que pueda hacer al respecto. Sólo me quiero disculpar con toda la organización y la gente de Milwaukee por mis actos. Sólo... no es muy sencillo. Es una de esas cosas... lo siento mucho".

En Wisconsin, un primer arresto por conducir ebrio no es un delito criminal, y McLaughlin dijo que el mexicano encara multas por hasta 800 dólares.

"Me voy a asegurar que esto no se repita. No importa las circunstancias, las consecuencias... lo que tenga que hacer para que esto no se repita, lo haré".

"No sé cuánto tarde en que esto se esclarezca; todo lo que pasó", agregó Gallardo. "Lo importante, como dije, vine aquí a disculparme. Sobre todo con la gente que me admira. Obvio, es algo de lo que me arrepiento".

Gallardo tiene marca de 0-1 con 6.61 de efectividad en tres salidas esta temporada.