Bruce Rondón.

DETROIT - El relevista venezolano Bruce Rondón ha recibido el apoyo y los consejos del veterano taponero dominicano José Valverde por los últimos dos años, pero siempre ha sido a distancia. Ahora que Valverde está de regreso como cerrador de los Tigres, probablemente Rondón no asumirá ese papel en un futuro cercano, pero el lanzallamas novato debería aprender mucho del veterano.

"Ayuda mucho aprender de alguien con quien tienes contacto directo día a día", destacó Rondón.

Valverde comenzó a aconsejar a Rondón cuando el venezolano estaba en el campo de entrenamiento de ligas menores hace dos años. Valverde lo visitaba en ocasiones durante los entrenamientos primaverales y le llevaba comida a algunos de los jovencitos en los campos de entrenamiento. La guía continuó durante su paso por ligas menores

"He estado hablando con Rondón desde hace algunos años. Es un muchacho agradable", indicó Valverde. "Tiene un gran brazo. Estoy emocionado porque ahora ambos estamos jugando al mismo nivel (con los Tigres). Creo que Rondón, [los dominicanos Octavio] Dotel, [y Joaquín] Benoit, y otros muchachos, nos apoyamos mucho entre sí".

No es una situación que Rondón visualizó durante los pasados entrenamientos primaverales, cuando trataba de ganarse el puesto de cerrador y Valverde todavía era agente libre. Pero ahora, Rondón tampoco imaginó que sería llamado tan pronto al equipo grande después de que los Tigres lo mandaran de regreso a Triple-A Toledo al final de la primavera.

Cuando fue enviado de regreso a las menores, según el mismo Rondón, se le dijo que era para que estuviera listo para esto. Eso es justamente lo que hizo, afinó su comando y trabajó en enfocarse mejor.

En cuanto a Valverde, quien el miércoles se apuntó su primer salvamento del 2013, el gerente general Dave Dombrowski dijo que la velocidad en la recta del dominicano llega a las 95 millas por hora con consistencia y ha rozado las 97.

"Se parece al pitcher que teníamos hace dos años en vez de al de la pasada temporada", indicó el ejecutivo.

El manager de los Tigres Jim Leyland dijo que Valverde ha retomado el puesto de cerrador, y se presentó con 7 kilos (15 libras) menos, una barba bicolor y sin sus características gafas.

"Estoy emocionado por haber vuelto", dijo. "Es emocionante estar de regreso con el equipo y con Jim Leyland. Estoy de regreso en Detroit con todos mis amigos".

Dijo que está lanzando más fuerte, pero que cree que los problemas del año pasado fueron más bien por fatiga tras haber lanzado 151 innings en dos temporadas.

"Tenía buen control la temporada pasada, no creo que ese haya sido el problema", manifestó. "Estoy lanzando a 97 ahora. Todo mundo sabe lo que pasó el año pasado, pero creo que simplemente estaba cansado. Eso fue todo".