Andre Ethier.

La ofensiva de los Dodgers ha tenido una producción bien por debajo de las expectativas en esta temporada. A nivel individual ha sido el caso también de Andre Ethier. Por supuesto, una cosa tiene que ver con la otra.

Ethier, de 31 años, batea .249, 28 puntos por debajo de su promedio de por vida en Grandes Ligas. En 66 partidos, lleva sólo 20 empujadas, un ritmo que también lo dejaría con menos producción de lo normal para su carrera.

Sin embargo, el guardabosque lleva de 24-10 en sus últimos seis partidos-incluyendo un juego de 4-2 ante los Piratas el domingo. El manager de los Dodgers, Don Mattingly, expresó que si continúa esa tendencia, habrá cosas buenas para la ofensiva de Los Angeles, que necesita de un impulso. El bateo de los azules ha anotado 240 carreras, la cuarta menor cantidad de Grandes Ligas.

"Creo que estamos empezando a verlo con el swing que se parece más al de Andre", dijo Mattingly. "Ha tenido mejores turnos. Se ha tomado un tiempo, pero está empezando a volver a lucir más como él."

Los Dodgers tienen 10 juegos por debajo de .500 y están a 7.5 partidos de los punteros Diamondbacks en el Oeste de la Liga Nacional.

Si el equipo pretende empezar a ganar en rachas, el bateo de Ethier tendrá que ser un factor clave en las próximas semanas. El jardinero ha aportado unos 18 jonrones y 75 empujadas por temporadas desde que debutó en Grandes Ligas en el 2006.

"He tenido la clase de turnos que quiero tener", dijo Ethier. "Salgo a ver a mi pitcheo y a ejecutar."

Pero con el surgir del cubano Yasiel Puig, además de los regresos inminentes de los guardabosques lesionados Matt Kemp y Carl Crawford, los jardines de los Dodgers podrían estar bien congestionados próximamente; de ser así, Ethier no tiene garantías de un tiempo de juego diario. Kemp podría volver en este mes, mientras que Mattingly afirma que lo más probable para Crawford es un retorno en julio.

El capataz manifestó que debe de haber espacio para que jueguen lo suficiente los cuatro en la segunda mitad de la campaña. También dijo que no pondera mover a Ethier al jardín izquierdo, pero sí lo pensaría con Puig.

Y hablando de Puig, queda ver si el cubano podrá seguir su increíble ritmo al bate. Hasta ahora batea .479 con OPS (porcentaje de embasarse más slugging) de 1.271 en 13 partidos a nivel de Grandes Ligas.

"Podrían verse diferentes (los números de Puig) en 10 días", dijo Mattingly. "Con lo duro que juega, va a tener ligeras molestias físicas. Entonces, unos días de descanso tendrían sentido."