Everth Cabrera

PURCHENA - Llegado el parón para el juego de las Estrellas, es el momento de reflexionar acerca del caminar de los Padres en la temporada. La conclusión más clara es que ha sido un periodo de grandes contrastes.

Tras un terrible balance de 5 victorias y 15 derrotas en los primeros juegos del año, todo cambió a partir del 23 de Abril. Desde ese momento los resultados positivos cayeron del lado de San Diego, hasta el pasado 28 de Junio en donde el devenir de los Padres en el 2013 se volvió a torcer.

Los Padres llegaron a estar con un balance positivo de 39-38 el 24 de Junio y cuatro días más tarde, con un balance equilibrado de 40-40, llegaron a colocarse segundos a tan dolo 2.5 victorias de la cima. Fue el mejor momento de la temporada y eran momentos en los que cualquier cosa podría pasar, para cualquiera de los equipos del Oeste de la Nacional.

Pero desde entonces todo se volvió oscuro e incierto para San Diego en esta temporada. Un tremendo balance negativo de tan solo dos victorias y de 14 derrotas, han devuelto de nuevo a los Padres al sótano de nuestra división.

¿Qué Padres veremos tras el Juego de las Estrellas? ¿Los Padres de los malos resultados del comienzo de temporada y comienzos de Julio? ¿Tal vez veamos a los Padres que lograron un balance de 35-25 entre final de Abril y final de Junio?

San Diego y su fanaticada necesitan volver a ver a los Padres de Mayo y Junio…lo antes posible. Si creemos en las señales, los Padres del último juego en casa antes del Juego de las Estrellas nos dejaron claro que no se piensan rendir y que tienen pólvora en sus bates para darle la vuelta a la situación.

Analizando lo ocurrido en estas dos últimas semanas, hay que reconocer que si bien la distancia respecto de Arizona es amplia, no lo es tanto a tenor de los malos resultados de los Padres en esos días. 8.5 victorias son distancias similares a las que tenían los Dodgers respecto de la cima del Oeste, antes del comienzo de la debacle de San Diego en los últimos juegos y sin embargo la situación de Los Angeles ahora es bien distinta a la de hace un mes.

Si hay una división realmente igualada es esta y 8.5 no es una distancia insalvable, teniendo en cuenta que buena parte de la culpa de la situación creada, ha sido responsabilidad de las lesiones que han afectado a los Padres durante toda la temporada.

San Diego vio como tuvo que prescindir de Cabrera, Gyorko y Alonso (entre otros), cuando estaban en un momento muy dulce para la ofensiva de los Padres. Ahora, el retorno de estos peloteros al equipo grande, se toma como auténticas adquisiciones para reforzar el equipo de cara a la segunda mitad de la temporada.

Pero no todo han sido buenas noticias en este sentido, ya que Richard y Grandal se perderán lo que resta de temporada.

Richard, que se encontraba en la lista de lesionados desde el pasado 22 de Junio, tendrá que pasar por quirófano muy pronto para reparar su hombro izquierdo y su clavícula. La resonancia magnética no mostró daños en la articulación, pero ya no hay tiempo suficiente en esta temporada para el descanso y rehabilitación necesaria, antes de su retorno a la loma.

Por su parte, el receptor cubano de los Padres, Yasmani Grandal, necesitará operarse para reparar un ligamento en la rodilla derecha, que lesionó en Washington y tampoco jugará en lo que resta de temporada. Será operado en aproximadamente dos semanas, cuando baje la hinchazón en la rodilla.

Ni tan siquiera es cierto si podrá estar listo para el comienzo del campamento primaveral de la temporada 2014. El tiempo de recuperación de este tipo de dolencia es de 9 a 12 meses.

Muchas incógnitas pues para los Padres de este segundo tramo de la temporada, pero no por ello hay que ser pesimista. Hay todavía un largo recorrido que hacer antes de conocer quien se hará con el banderín del Oeste de la Nacional.

Aunque es cierto que la habrá que ver las decisiones que se tomen respecto de la loma, después de la pérdida de Richard para lo que resta de 2013, la clave sigo pensando que está en la ofensiva del equipo. Hay que empezar a ver pólvora en nuestros bates y evitar los porcentajes de los últimos juegos que se han podido ver en el mes de Julio.

Esto y la recuperación de los peloteros que continúan en la lista de lesionados (Blanks, Forsythe, Maybin…) es clave para poder empezar a volver a creer seriamente en las opciones de los Padres en esta temporada.

Empezar el mes de Agosto muy cercanos a las 5 victorias de distancia de la cima, sería un paso de gigante para poder sentar las bases de una recuperación solvente.

La vuelta al trabajo en esta ocasión, se plantea para los Padres de un modo muy interesante.

Hasta pronto desde España.

Cualquier comentario es siempre bienvenido en padreshispanos@yahoo.com, y si desea seguir la actualidad de los Padres de San Diego y conocer más noticias en español de nuestro equipo, no duden en seguir la página oficial en español de los Padres de San Diego padresbeisbol.com y el blog PADRES HISPANOS, así como a través de PADRES HISPANOS EN FACEBOOK y a través de twitter en @BerkutMartin.