Wil Nieves ha sorprendido con su producción al bate.. (AP)

PHOENIX - Todo el mundo sabe que Miguel Montero es un caballo de trabajo detrás del plato por los Diamondbacks de Arizona, encabezando las Grandes Ligas en innings en la receptoría en el 2011, el 2012 y también lo que va de la presente campaña.

Pero el manager del equipo del desierto, Kirk Gibson, ha decidido que es hora de darle un poco más de descanso al cátcher venezolano, quien no sólo viene de una lesión en la espalda, sino también ha sufrido con su producción ofensiva durante toda la temporada.

La decisión de Gibson de darle a Montero más días libres en la segunda mitad del 2013 se ha facilitado con el buen desempeño del receptor suplente de los Diamondbacks, el puertorriqueño Wil Nieves. Además de una defensa más que aceptable, el veterano boricua ha exhibido un excelente bateo cuando le ha tocado sustituir a Montero.

En 31 partidos y 89 turnos oficiales, Nieves lleva promedio de .371, porcentaje de embasarse de .394 y slugging de .438.

El oriundo de San Juan, quien batea .243 de por vida en partes de 10 temporadas en Grandes Ligas, explica que sus éxitos este año tienen que ver con la seguridad que siente en el papel que ha llegado a aceptar.

"Creo que ha sido madurez como receptor suplente", le dijo Nieves a LasMayores.com durante la serie del fin de semana entre Arizona y San Diego. "Antes, aunque yo iba positivo al plato, quería dar hits. No iba a simplemente tener buenos turnos, sino que quería dar hit y me ponía presión inconscientemente.

"Ahora yo sé que si me voy de 4-4, sé que probablemente no voy a estar jugando, porque Miggy es el regular. Ya cuando uno acepta eso, en la práctica de bateo y en el cage (la jaula), cuando practico, creo buenos hábitos. He creado buenos hábitos para hacer las cosas bien y para en el juego no tener que estar pensando, sino ver la bola y tirarle. Eso me ha funcionado".

La semana pasada Nieves estuvo como titular en cuatro partidos consecutivos, debido a una inflamación en la espalda de Montero. Los Diamondbacks ganaron tres de los cuatro compromisos, durante los cuales el boricua se fue de 19-8.

Antes de ese trecho de partidos seguidos, Nieves había jugado esporádicamente. Uno de los aspectos más impresionantes de la temporada de Nieves hasta la semana pasada había sido la mannera en que mantuvo su buen paso ofensivo al pasar tantos días entre turnos al bate.

"Es difícil con (el mucho tiempo) en medio de los juegos que me tocan", dijo al respecto. "Fácil pudiera estar bateando .180, y con justificación, porque no juego mucho. Pero creo que me ha ayudado mucho crear buenos hábitos cuando no estoy jugando para cuando vaya al juego, no estar pensando en mecánica. Mientras menos cosas pienso, más éxito voy a tener".

De su parte Montero, el cátcher de más trabajo en Grandes Ligas desde el 2011, se perfila para recibir un mayor descanso en los últimos dos meses del 2013.

"Ha recibido muchos juegos, muchos innings", dijo Gibson acerca del caraqueño, quien ha estado en la receptoría para 796 entradas este año, luego de 1,190 la temporada pasada y 1,169 en el 2011. "No sé si lo pondré tanto en la segunda mitad como lo hice en la primera. Voy a tratar de encontrarle más juegos a Wil."

Para Nieves, es bienvenida una mayor oportunidad detrás del plato.

"Nos va a beneficiar a los dos", dijo. "A mí, para seguir ayudando al equipo con mi bate y mi defensa, y para que Miguel descanse. Es una posición muy difícil y Miguel lo ha hecho muy bien en estos últimos años, pero si podemos darle un descansito, cae súper bien.

"Somos jóvenes, pero vamos para viejos", continuó Nieves. "Queremos a Miggy saludable por cinco o seis años y con la ayuda de Dios para los playoffs también. No queremos explotarlo. Si puedo ayudar en eso, la verdad es que es una bendición."

En el aspecto defensivo, Nieves se ha ganado la confianza de Gibson, quien desde el 2011 ha contado con uno de los mejores receptores defensivos de Grandes Ligas, Montero.

"Pienso que Wil se ha visto mejor (en la receptoría) con cada juego", manifestó el piloto, quien afirmó que pretende poner a Nieves una vez por turno completo de la rotación abridora de pitcheo, pero sin un lanzador específico asignado. "Ciertamente, ha bloqueado mejor la bola y también ha dado buenos swings."

Nieves dice estar listo para el reto de un mayor tiempo de juego.

"Para esto es que trabajo todo el tiempo, jugar y hacer mi trabajo cada vez que me pongan", expresó. "Ese es el sueño de un backup (suplente), jugar uno o dos juegos a la semana. Me he preparado para eso".