Barack Obama recibió como obsequio una pelota y bate autografiados.

WASHINGTON -- El presidente Barack Obama resaltó que los Gigantes de San Francisco se están habituando a visitar la Casa Blanca.

Obama recibió el lunes a los Gigantes, campeones de la Serie Mundial de 2012, en una ceremonia en el prado sur de la Casa Blanca, para felicitarlos por su título y por los proyectos comunitarios en los que participan.

En octubre, San Francisco ganó la Serie Mundial por barrida a los Tigres de Detroit. Fue toda una hazaña luego que los Gigantes estuvieron al borde de la eliminación en los playoffs.

El mandatario dijo que el segundo título de los Gigantes en tres temporadas fue posible gracias a un pitcheo destacado, una gran defensiva y un bateo oportuno.

Pero Obama no pronosticó la coronación de San Francisco. El año pasado, el presidente previó que los rivales en la Serie Mundial serían los Medias Blancas de Chicago, la ciudad donde vivió, y los Nacionales de Washington, donde reside actualmente.

Entre los numerosos participantes en el acto del lunes figuraron Willie Mays, leyenda de los Gigantes y miembro del Salón de la Fama; Nancy Pelosi, líder de los demócratas en la Cámara de Representantes, y Ed Lee, alcalde de San Francisco.