Ian Kennedy. (Denis Poroy/Getty Images)

PURCHENA - Los Padres acabaron su trayectoria en las series de interliga, por este año. El balance no ha sido del todo positivo en cuanto al número de victorias, doce derrotas por 8 victorias, a pesar de tener un balance equilibrado en cuanto a las series que acabaron con triunfo para San Diego.

Y es que a pesar de haber terminado con victorias en las series que disputamos a los Orioles en Baltimore y frente a los Blue Jays de Toronto y los Yankees de Nueva York en San Diego, las barridas sufridas frente a los Rays en Tampa, los Medias Rojas en Boston y frente a los Orioles en el Petco Park, dejaron un balance bastante negativo para los intereses de los Padres.

Ni siquiera la serie de cuatro juegos frente a los Marineros de Seattle ayudó a mejorar el balance de victorias, ya que fue la única que acabó en igualada de todas las disputadas este año, frente a equipos de la Americana.

El balance negativo se debió sin duda a las barridas que sufrimos y que comenzaron en la primera serie de interliga de la temporada. Cerca del ecuador del mes de Mayo, los Rays de Tampa Bay no dieron opción a los Padres, a pesar de que en el segundo juego de la serie, los de San Diego a punto estuvieron de poner la tablas en el triple enfrentamiento en Florida. Pero finalmente los locales endosaron una barrida a los Padres.

Todo lo contrario de lo que se vivió en Baltimore, en donde los Padres lograron vencer en los juegos de la mini serie que les enfrentó a los Orioles. Sin duda un buen bálsamo para los nuestros, que todavía tenían que lidiar con serie muy duras lejos del Petco Park.

Ya en casa y para terminar el mes, vinieron más alegrías. La primera en forma de empate en la serie frente a Seatlle en un largo enfrentamiento a cuatro juegos, seguido de la victoria en la serie del fin de semana con Toronto. De este modo, se acabó la semana con un balance positivo de cuatro victorias y tres derrotas, que dejaban buen sabor de boca a la fanaticada, que viviría en Junio su mejor mes.

Un mes de Junio que no vivió ninguna serie de interliga, al margen de los juegos frente a Toronto que se disputaron a medio camino entre el final de Mayo y el comienzo de Junio. Pero llegando Julio otra barrida sacudió a los Padres, en la peor racha que se ha tenido esta temporada y que ha supuesto una losa muy grande para las aspiraciones del equipo.

Boston llegó al Petco Park y pescó en río revuelto, ya que San Diego llevaba ya tres series consecutivas perdiendo y tras su marcha, la racha negativa se prorrogó por otras tres series más. Un desastroso mes, que se enderezó en la segunda quincena y cuya racha afectó a la serie vivida frente a los Yankees.

Una victoria que suponía la tercera serie de interliga en la que se triunfaba en este 2013 y que equilibraba un poco el balance de victorias y derrotas frente a los equipos de la Americana en la presente temporada.

Pero la noticia de la suspensión por lo que resta de temporada de Everth Cabrera, afectó a los Padres que no supieron vencer a Baltimore, que devolvía la visita casi tres meses después. Devolvió la visita y la barrida en otra mini serie de dos juegos que puso el punto y final a la travesía de interliga por este año.

Al final tres serie ganadas, tres perdidas y una empatada, con 12 derrotas y 8 victorias. Un balance que tendió al equilibrio, pero que dio más frutos de derrotas que de victorias.

Hasta pronto desde España.