Ryne Sandberg. (AP)

FILADELFIA -- El dirigente interino de los Filis, Ryne Sandberg, y el gerente general del equipo, Rubén Amaro Jr., llevan un buen tiempo en el béisbol, así que ambos saben cómo funciona "el juego".

Cuando se le ha preguntado qué le gustaría ver en el roster para la próxima campaña, Sandberg gentilmente les recuerda a los reporteros que su puesto de dirigente no está garantizado más allá de esta temporada. Por su parte, Amaro elogia el trabajo que Sandberg ha hecho, pero no exagera porque aún no ha tomado una decisión oficial.

Pero a las casi tres semanas desde que Sandberg reemplazó a Charlie Manuel como piloto de Filadelfia, muchos se atreven a decir que el primero es el claro favorito para ser nombrado manager tiempo completo.

"Ha hecho un excelente trabajo", señaló el serpentinero Roy Halladay. "Desafortunadamente, pasé por muchos cambios de manager en Toronto. Parece que él llegó con más confianza que los demás que he visto en el pasado, especialmente en medio de una temporada. Tomó las riendas sabía de inmediato lo que quería hacer. Para mí eso sobresale bastante".

Si existe un obstáculo para Sandberg, podría ser si alguien como el piloto de los Angelinos, Mike Scioscia, llegara a estar disponible. Scioscia tiene un gran historial en la cueva y raíces personales en Filadelfia. Si Amaro simplemente se sintiera más cómodo sobre su decisión al entrevistar a otros candidatos, las alternativas incluirían al coach de la banca de los Indios, el puertorriqueño Sandy Alomar Jr.; el coach de la tercera base de Cleveland, Brad Mills; y el coach de la inicial de los Bravos, Terry Pendleton.

Alomar ha sido un candidato popular para llenar una vacante de dirigente en los últimos años y es ex compañero de Amaro de cuando éste fue jugador con los Indios de 1994 a 1995. Mills trabajó con Terry Francona en los Filis y estuvo al mando de los Astros del 2010 al 2012. Todos están conscientes de que Pendleton impresionó a Amaro cuando fue entrevistado para el puesto que al final Manuel se llevó en noviembre del 2004.

Sin embargo, la labor de Sandberg lo ha colocado en la delantera. Filadelfia lleva foja de 13-10 desde que tomó el puesto. Es un buen repunte, especialmente teniendo en cuenta que los Filis estaban en un bache de 4-19 en los últimos días bajo Manuel y ocupan el 25to lugar en las Grandes Ligas con un promedio de 3.61 carreras anotadas por juego desde entonces.

Pero no se trata tanto del récord, sino el estilo de Sandberg.

El dirigente interino de Filadelfia tiene una visión de cómo quiere que funcionen las cosas, lo que ha creado una nueva estructura en el clubhouse. Existen cosas como el presentarse a las 3 p.m. para juegos de las 7 p.m. y todo el equipo de pie durante el himno nacional. Pero esos elementos son solamente parte del ambiente que Sanberg quiere crear.

"Definitivamente hay una manera en que quiere hacer las cosas", indicó Halladay. "Puso el tonó desde el inicio, y me imagino que eso continuará. Incluso podría imponer más cambios en los Entrenamientos de Primavera. Creo que en ocasiones eso puede ser algo bueno, para hacer las cosas un poco diferente con el fin de que no se vea la misma rutina de todos los días. Es bueno ver que no duda en hacer todo a su manera. Si quieres hacer algo, sin importar cuál es tu trabajo, lo debes hacer lo mejor posible, como lo quieres hacer y dejar que las cosas se resuelvan por sí solas. Creo que él lo ha hecho así".

"Así todos están en la misma página", agregó el receptor panameño Carlos Ruiz. "Las reglas deben seguirse. Eso es importante para los jóvenes y también para los muchachos que han estado aquí por bastante tiempo. Él trata de enseñarles a todos que es importante prepararse para el juego. Es algo que puede marcar una gran diferencia".

Si buscas a Sandberg antes del juego, es difícil encontrarlo.

Trabaja con un propósito. Y espera que sus jugadores hagan lo mismo.

En privado, los peloteros han dicho que era un cambio que necesitaban.

"Creo que los muchachos le han respondido bien", manifestó el antesalista Kevin Frandsen. "Definitivamente hay un cambio de mentalidad. Nos lo hace saber todo. Camina por toda la cueva y por los camerinos. Creo que siente cómo somos como equipo. Está en la jaula de bateo, en el bullpen, siempre observando. Así era cuando dirigía en Triple-A. Tenía una buena idea de cómo funcionaba todo el equipo. Creo que todos están respondiendo bien ante eso".

"Quién sabe si nuestro récord es mejor por eso", continuó. "Pero de lo que estoy seguro es que su preparación, su manera de ser y el estar involucrado en varias cosas nos ha ayudado bastante".

Sandberg también se ha hecho escuchar. Es posible que no lo haga frente a los aficionados, pero no ha dudado en hablar con algún jugador aparte y recalcar sus expectativas.

"Creo que muchos respetan a un manager cuando tiene un historial como pelotero", agregó Halladay acerca de lo hecho por Sandberg en una carrera que lo llevó al Salón de la Fama. "Creo que como jugadores, el mayor respeto llega cuando alguien establece una manera de hacer las cosas y se mantiene firme. Los muchachos se dan cuenta rápidamente de que las cosas se harán como él quiere".