Yasiel Puig.

LOS ANGELES -- El cubano Yasiel Puig entró a batear como emergente en la novena entrada, luego de ser excluido de la alineación inicial de los Dodgers de Los Ángeles para el juego dominical contra los Gigantes de San Francisco, debido a un dolor en la cadera izquierda.

El novato conectó un roletazo con las bases llenas, lo que puso fin al duelo que los Dodgers perdieron por 4-3.

Don Mattingly, el piloto de los Dodgers, había dicho en broma antes del encuentro que Puig podía perderse "entre un día y dos semanas" de acción. Luego, aseguró que ni siquiera fue necesario someter al jardinero a una prueba de resonancia magnética.

"No parece algo grave", dijo Mattingly. "Sólo traté de dar un plazo muy amplio".

Puig no descartó jugar en Arizona. Había dicho antes al equipo que podía batear pero no jugar en los jardines.

El astro cubano batea para .338, con 16 jonrones y 37 impulsadas en 91 encuentros.

Los Dodgers, líderes de la División Oeste de la Liga Nacional, abren el lunes un conjunto de duelos como visitantes, en Arizona, San Diego y San Francisco, antes de concluir la campaña regular con tres partidos como locales contra Colorado.