BOSTON - El venezolano Aníbal Sánchez y cuatro relevistas de los Tigres se quedaron a dos outs del primer juego combinado sin hit en la historia de la postemporada. Pero todos coincidieron en que lo importante era el triunfo, para que Detroit pegara primero en la Serie de Campeonato de la Liga Americana.

Los lanzadores de los Tigres repartieron 17 ponches, para que Detroit venciera el sábado 1-0 a los Medias Rojas de Boston, que no conectaron hit sino hasta la novena entrada.

"En este punto, especialmente en esta serie, lo importante no es lanzar un juego sin hit", dijo Sánchez, el líder de la Americana en efectividad durante la campaña regular, quien fue relevado después de seis entradas, en las que realizó 116 lanzamientos. "Lo más importante... es sacar varios ceros".

El derecho de Maracay ponchó a 12 rivales, incluidos cuatro en el primer inning, con lo que empató un récord. Pero también dio seis boletos, por lo que debió hacer muchos lanzamientos.

Al Alburquerque, el dominicano José Veras, Drew Smyly y el también quisqueyano Joaquín Benoit extendieron el sin hit hasta la novena.

Con un out, Daniel Nava pegó un sencillo ante Benoit, para frustrar lo que hubiera sido el tercer juego sin imparable en la historia de los playoffs.

"No voy a mentirles, yo quería el juego sin hit", dijo el receptor de los Tigres, Alex Ávila. "Pero yo tenía que concentrarme en el bateador siguiente, con un juego de 1-0".

Stephen Drew siguió a Nava en la caja de bateo y elevó un globo al jardín derecho. Con la potencial carrera del empate en la intermedia, Xander Bogaerts bateó un elevado al campocorto, para que concluyera el duelo.

Así, Detroit tomó ventaja en la serie, a un máximo de siete juegos. En el segundo compromiso, previsto para este domingo, Chaly Buchholz subirá a la lomita por los Medias Rojas, para enfrentar a Max Scherzer, el líder de victorias de las Grandes Ligas.

El dominicano Jhonny Peralta bateó un sencillo productor ante Jon Lester en el sexto capítulo, para la única carrera del encuentro. Peralta, quien se perdió buena parte de agosto y septiembre para purgar una suspensión de 50 juegos por infringir las reglas antidopaje de las mayores, fue hostigado por los espectadores, que corearon "esteroides" cuando el quisqueyano pegó un sencillo al jardín central y remolcó al venezolano Miguel Cabrera.

Fue una jornada en que brilló el pitcheo en los playoffs --San Luis se impuso también por 1-0 a los Dodgers de Los Ángeles en la Serie de Campeonato de la Liga Nacional. Es la primera vez en la historia de la postemporada que dos juegos concluyen con pizarra de 1-0 el mismo día.

"Esto habla de la calidad del pitcheo en los playoffs", consideró el manager de los Tigres, Jim Leyland. "Tenemos que aprovechar mejor nuestras oportunidades, pero en este juego pudimos conservar la ventaja".

Los Medias Rojas, el equipo que más carreras anotó durante la campaña regular, fueron blanqueados en el Fenway Park en un duelo de postemporada por primera vez en 95 años.

"Cuando uno admite una carrera, suele pensar que tiene buenas posibilidades de ganar", dijo Lester, quien toleró seis hits y expidió un pasaporte en seis entradas y un tercio, en las que ponchó a cuatro adversarios. "Fue un gran juego. Fue béisbol digno de los playoffs".

Sánchez permitió que las bases se llenaran en la sexta entrada, mediante tres bases por bolas. Pero ponchó a Stephen Drew para que terminara el inning. Abandonó el montículo batiendo un puño en el aire y levantando una pierna, para festejar el logro.

Albuquerque resolvió a la perfección el séptimo capítulo, Veras sacó dos outs y Smyly retiró al dominicano David Ortiz mediante un elevado inofensivo al jardín central, para poner fin al octavo.

Drew mantuvo apretada la pizarra en la parte baja de la octava entrada, por Boston, al correr por el jardín central para atrapar un elevado corto de Prince Fielder, cuando había corredores en segunda y tercera.

Benoit ponchó a Mike Napoli en el comienzo del noveno inning, antes del sencillo de Nava.

Por los Tigres, los venezolanos Cabrera de 3-1 con una anotada, Víctor Martínez de 4-0, Omar Infante de 3-0. El dominicano Peralta de 4-3 con una impulsada. El cubano José Iglesias de 3-1.

Por los Medias Rojas, el dominicano Ortiz de 4-0.