Hanley Ramírez. (Harry How/GettyImages)

LOS ANGELES -- Hanley Ramírez formará parte de la alineación de inicio de los Dodgers de Los Ángeles para el tercer juego de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional, pese a sufrir una fractura de costilla.

"Haré lo que sea por este equipo", dijo el dominicano.

Ramírez vestía una chaqueta ortopédica que protegía su costillar durante la práctica de bateo, y fildeó algunos rodados antes del juego del lunes por la noche contra los Cardenales de San Luis, que tienen una ventaja de 2-0 en la serie.

"Es sólo por protección. Me dijeron que si quería jugar debía vestir esto", dijo. "No quieren que pase algo peor, así que simplemente voy a usarla".

El torpedero comentó que el director médico del equipo Stan Conte le dio la libertad de elegir si jugaba.

"No me siento al 100%, pero sí lo suficientemente bien para salir a jugar esta noche y lograr nuestro primer triunfo", dijo Ramírez. "Tomé algunos analgésicos para sentirme mejor".

El manager Don Mattingly dijo que una tomografía computarizada reveló que Ramírez sufrió una pequeña pero dolorosa fractura en una costilla.

"No es peligroso que trate de jugar", aseguró Mattingly. "Simplemente es algo doloroso, y podría pasar una semana o dos antes de que el dolor se vaya".

Los Dodgers esperaron hasta después de la práctica de bateo para revelar su alineación.

Mattingly dijo que el equipo dedicó las últimas 48 horas a hacer todo lo posible para que Ramírez jugara. Incluso, el club sostuvo conversaciones con la NFL, con la intención de usar el mismo equipamiento acojinado que emplean los corredores en el fútbol americano.

Ramírez fue golpeado por un lanzamiento en el primer juego de la serie, pero se quedó en el terreno para los 13 innings del compromiso que los Dodgers perdieron por 3-2. Bateó para .500 en la serie de primera ronda de la postemporada, ante Atlanta, y empató el récord de postemporada del club, con seis extrabases.