Alex Rodríguez. (DAVID KARP/AP)

NUEVA YORK - Alex Rodríguez negó una versión divulgada el sábado en el periódico Daily News de que él pagó 305.000 dólares por evidencia que pudiera ser usada en el caso de la clínica Biogenesis of America.

El diario aseguró que Rodríguez y sus representantes confirmaron los pagos durante testimonio esta semana en la audiencia sobre la demanda presentada por el jugador contra las Grandes Ligas. Rodríguez trata de anular una suspensión de 211 partidos.

La acusación del pago fue negada el sábado por un portavoz del antesalista de los yanquis.

Citando una fuente familiarizada con el proceso, el News dijo que Rodríguez y sus representantes usaron el dinero para comprar evidencia que incluía videos, documentos y declaraciones juradas.

"Eso no es cierto y como es usual no sólo ciertas partes están filtrando información, sino que están filtrando información falsa", dijo el portavoz de Rodríguez, Ron Berkowitz, en un mensaje electrónico a The Associated Press.

Porter Fischer, ex socio de Biogenesis que le entregó al Miami New Times documentos el año pasado que desataron la investigación de las Grandes Ligas, dijo que en julio rechazó una oferta de MLB de pagarle 125.000 dólares por evidencia, pero que recibió 5.500 en efectivo.

Rodríguez fue suspendido el 5 de agosto, pero se le permitió jugar mientras dura su proceso de apelación. El juez de arbitraje Frederic Horowitz ha realizado ocho días de audiencias, y el caso se reanuda la semana del 18 de noviembre.

En las audiencias, el segundo ejecutivo en importancia de Grandes Ligas dijo que a las autoridades de MLB no enfocó su interés a si la clínica Biogenesis distribuyó drogas para mejorar el rendimiento a menores y que su única preocupación es la relación de ésta con los jugadores bajo investigación, informó una fuente a The Associated Press.

El vicepresidente de operaciones de MLB, Rob Manfred, fue llamado a declarar en la audiencia contra Rodríguez y los abogados de éste le preguntaron sobre documentos en los que se establecía que el fundador de la clínica, Anthony Bosch, dio sustancias prohibidas a estudiantes de escuela secundaria, dijo la fuente que habló en condición de anonimato porque su testimonio es confidencial.

Manfred dijo que, basado en documentos en poder de las mayores e información de prensa, que Bosch distribuyó sustancias prohibidas a menores de edad pero que nunca le preguntó sobre eso. El ejecutivo agregó que a la MLB sólo le interesa la posible actividad criminal de sus jugadores, dijo la fuente.

Bosch aceptó cooperar con la investigación de la MLB y eso provocó la suspensión de 14 jugadores.