Nacionales de Washington. (Alex Brandon/AP)

VIERA, Florida-- En un pizarrón dentro de la casa club de los Nacionales se ha colocado un cronograma meticuloso para los primeros dos días de los entrenamientos de pretemporada.

Arriba de la información de cada día hay un lema, lo que constituye una muestra de la mentalidad que trata de infundir el nuevo manager Matt Williams.

Para el primer día, el lema es, "quien tiene la pelota controla el juego". Para el segundo, "cada lanzamiento que hacemos lleva convicción".

"Me gusta", opinó el relevista Drew Storen. "Hay una vibra diferente. Él va a mantener un ambiente fresco".

Por la mañana, los peloteros saludaron a sus viejos y nuevos compañeros. Miraron en sus teléfonos celulares las fotos de la nieve que acumuló una tormenta en el área metropolitana de Washington. En el televisor, vieron las competencias de hockey sobre hielo y curling en los Juegos Olímpicos de Invierno.

El jueves fue el día en que debieron reportarse al campamento los peloteros y receptores. Muchos jugadores salieron para hacer lanzamientos en el césped del Space Coast Stadium.

Los análisis físicos están previstos para este viernes. Stephen Strasburg y el resto de los potenciales integrantes de la rotación de abridores comenzarán a trabajar a las 7:30 de la mañana.

El primero de los entrenamientos formales, cuando entrarían en vigencia los lemas de Williams, está agendado para el sábado. El manager se concentra en la motivación pero lo hace aún más en la planificación. Al parecer, ha programado cada minuto de actividad de todo el entrenamiento de pretemporada.

"Él sabe a dónde quiere llegar y trata de llevarnos con él", dijo el abridor Gio González. "Es una gran forma de comenzar, especialmente porque nos muestra que está concentrado. Va a la batalla con una idea, no sólo sale a disparar".

Se trata de un cambio respecto de la actitud más relajada de Davey Johnson, cuya campaña final en el puesto se recordará por la misión que se le trazó: "Llegar a la Serie Mundial o fracasar".

Con el "fracaso" llegó el retiro de Johnson. Bajo las órdenes de Williams, los Nacionales buscarán alcanzar esta vez el objetivo, prácticamente con las mismas herramientas, aunque con un cambio en la rotación de abridores (Doug Fister en vez de Dan Haren), y con algunas caras nuevas en el bullpen y el banquillo.

De hecho, los Nacionales tienen tan cubiertas sus posiciones que prácticamente terminaron sus compras el jueves, cuando adquirieron en un canje al receptor venezolano José Lobatón, como sustituto.