Hiroki Kuroda vio cómo rindieron Rivera y Pettitte hace un año.

TAMPA, Florida - Hiroki Kuroda ponderó seriamente el retiro este invierno. Pero de alguna manera, Andy Pettitte y el panameño Mariano Rivera fueron responsables de que el japonés volviera a los Yankees para lanzar una temporada más.

"Con Andy y Mariano ya idos, pues aún tengo un año menos que Andy y unos menos que Mariano", dijo Kuroda. "Eso probablemente me motivó a tirar un año más".

Kuroda cumplió los 39 años en febrero. El derecho afirmó que el mayor factor que tuvo que ponderar fue la edad. Se insipiró en particular con Pettitte, quien le brindó a Nueva York 185.1 a sus 41 años la temporada pasada.

"Fue alentador para mí ver a un pitcher con más edad que yo salir a lanzar en una rotación durante una campaña completa", dijo Kuroda. "Ahora que se ha ido, estoy sorprendido. Su presencia era importante para mí".

Con casilleros uno al lado del otro en el George M. Steinbrenner Field, sede de los Yankees durante la primavera, Kuroda y Pettitte forjaron una amistad que superó la barrera del idioma.

A pesar de que Pettitte es zurdo y Kuroda diestro, ambos hablaban de sus varios pitcheos y sus estrategias contra los bateadores. Afirma el japonés que "no tenerlo presente en el clubhouse es algo que extrañaré".

Kuroda fue el mejor lanzador de los Yankees durante la mayor parte de la temporada pasada. Tuvo con marca de 11-7 y efectividad de 2.33 en sus primeras 24 aperturas, pero desde el 17 de agosto registró 0-6 con 6.56 en sus últimas ocho salidas.

"Si supiera la respuesta (del motivo del declive), no hubiera durado seis semanas", dijo Kuroda. "Me imagino que tuvo que ver con la calidad de mis lanzamientos. Disminuyó la calidad en cada uno de mis pitcheos".

El manager de los Yankees, Joe Girardi, ha reconocido que tal vez haya pedido demasiado a Kuroda mientras el equipo luchaba por mantenerse en la pelea por la clasificación. Kuroda afirma que está orgulloso de haber sobrepasado los 200 innings en cada una de las últimas tres temporadas, pero que entiende que tal vez sea más importante terminar fuerte.

"Las últimas tres campañas he lanzado 200 entradas", dijo. "Fue una gran motivación para mí a nivel personal. Obviamente, quiero lograr eso. Pero al mismo tiempo, es un deporte en equipo y lo que más le convenga al equipo es lo que quiero hacer".