Melky Cabrera. (Frank Gunn/AP)

DUNEDIN, Florida - Melky Cabrera podría estar listo para un repunte, después de que su primera temporada con los Azulejos se viera afectada por un tumor en la parte inferior de la espalda.

Cabrera ha estado en salud durante esta primavera y hasta ahora no ha exhibido ningún efecto de su condición médica del año pasado. El tumor le causó dolores en la espalda y las piernas, lo cual no sólo disminuyó el poder del dominicano en el plato, sino también que lo limitó en su habilidad de correr y jugar defensa.

Los Azulejos tendrán que ver cómo Cabrera responderá en situaciones de juego, pero la movilidad parece haber vuelto.

"Se ve bien, pero ahora es que podremos verlo bien", dijo el manager de los Azulejos, John Gibbons. "Se pueden hacer muchas prácticas, pero en los juegos podremos observarlo bien".

En su primer juego de pretemporada el miércoles, Cabrera se fue de 2-1 con un sencillo y un boleto ante los Filis de Filadelfia. Toronto ganó por el 4-3 el partido, el cual terminó después de siete entradas debido a lluvias.

Se espera que Cabrera batee segundo durante la temporada del 2014, después de su compatriota José Reyes y antes de los también quisqueyanos José Bautista y Edwin Encarnación.

De por vida, Cabrera batea .284 con porcentaje de embasarse de .337. Sabe darle a los canales, tiene decentes números de poder y un OPS (porcentaje de embasarse más slugging) de .746.

No se vio ni la sombra de esos números el año pasado, ya que el oriundo de Bajos de Haina pocas veces le dio con mucha fuerza a la bola. Los dolores en la parte inferior de su cuerpo le quitaron todo su poder. Aun cuando le conectaba a los canales o por la raya, se le notaba cierta dificultad para llegar hasta la segunda base.

Toronto espera que ése no sea el caso este año, pero lo más probable es que el equipo no tenga una respuesta definitiva en ese sentido durante par de semanas.

"Es buen bateador y da sus hits", dijo Gibbons al tocar el tema de Cabrera como segundo bate en el orden. "Lo único negativo es que conecta muchos rodados. Pero si ves lo que ha hecho durante los últimos años, con la excepción del año pasado, pues ha sido uno de los mejores bateadores de Grandes Ligas.

"Queremos muchachos ahí que puedan dar muchos hits", continuó el capataz. "Es bateador ambidextro, sabe manipular un poco el bate y sabe hacer otras cosas. Si es el pelotero que esperamos, será bueno para ese puesto. Necesitamos que se vea bien y que pueda moverse, eso es seguro".