Tony Clark, el director ejecutivo del sindicato de peloteros. (Lenny Ignelzi/AP)

NUEVA YORK-- Los peloteros que sean suspendidos durante la temporada de Grandes Ligas por una infracción de dopaje no podrán participar en los playoffs de ese año, según las enmiendas al reglamento antidopaje del béisbol anunciadas el viernes.

En el endurecimiento más significativo al reglamento antidopaje en ocho años, Grandes Ligas y el sindicato de jugadores dijeron que los castigos aumentarán de 50 a 80 partidos por una primera infracción, y de 100 a 162 --toda la campaña-- por una segunda. Una tercera conlleva una expulsión vitalicia del deporte.

El béisbol comenzó a aplicar pruebas con penalizaciones en 2004, al año siguiente estableció una suspensión por 10 días para una primera violación por dopaje, y en 2006 incrementó esa medida disciplinaria a 50 partidos.

Aunque hubo de dos a cuatro suspensiones anuales en Grandes Ligas de 2008 a 2011, la cifra se incrementó a 12 en 2012 y 14 peloteros fueron penalizados luego de la investigación del año pasado de la clínica antienvejecimiento Biogenesis of America. Entre ellos estaban los estelares dominicanos Jhonny Peralta y Nelson Cruz; Ryan Braun, ex jugador más valioso de la Liga Nacional, y el tres veces más valioso de la Liga Americana, Alex Rodríguez, que está suspendido toda la campaña de 2014.

"Nuestra esperanza aquí es que los ajustes que hemos hecho inevitablemente hagan que ese número se reduzca a cero", dijo Tony Clark, nuevo director del sindicato y ex integrante del Juego de Estrellas. "En el caso de que eso no ocurra, por la razón que sea, reevaluaremos y seguiremos adelante a partir de allí. Pero... espero que los jugadores tomen las decisiones correctas que son mejores para ellos, para sus carreras y para la integridad del juego".

Peralta y Cruz regresaron de sus suspensiones a tiempo para participar en los playoffs, algo que hizo enfurecer a algunos de sus colegas. Clark dijo que los afiliados al sindicato desean asegurarse de que "un jugador no regrese y afecte un cambio en la postemporada como resultado de la decisión que ese pelotero en particular hizo anteriormente en el año".

Además de la prohibición de jugar en postemporada, los peloteros que hayan sido suspendidos por dopaje no podrán recibir participaciones monetarias automáticas después de la campaña, aunque podrían recibir premios en efectivo a discreción de sus compañeros de equipo.

Un jugador que sea suspendido la campaña completa perderá todo su salario. Bajo las normas anteriores, Rodríguez recibe 21-183vos de su salario este año, equivalentes a 2.868.852 dólares.

"Aunque antes de estos cambios ya teníamos el programa más sólido (contra el dopaje) en los deportes profesionales, estoy comprometido a constantemente encontrar formas de mejorar el programa para erradicar del juego los fármacos que permiten mejorar el desempeño", afirmó el comisionado Bud Selig en un comunicado.

Se permitiría que un árbitro reduzca una suspensión hasta en 50% para una primera o segunda violación en las pruebas si el pelotero demuestra por medio de "evidencia clara y convincente de que un resultado positivo no fue provocado por su "falta o negligencia significativas". Sin embargo, podrían no reducirse las penas para sustancias usadas en la formación de músculos, tales como testosterona, hormona del crecimiento humano, Boldenona, Nandrolona y Stanozolol.

Los exámenes de orina al azar dentro de la temporada aumentarán de 1.400 a 3.200 en total, además de los dos mínimos para cada jugador, y las pruebas fuera de la campaña se incrementarán de 250 a 350.