Robinson Canó (Getty)

OAKLAND -- La era de Robinson Canó en los Marineros ya lleva cinco semanas, y el dominicano todavía no ha puesto las espectaculares estadísticas que se esperan de un jugador que firmó un contrato de 10 años y US$240 millones en la temporada muerta.

En 30 partidos de esta temporada, Canó tiene un promedio de .292 con seis dobles, un cuadrangular y 18 empujadas. A estas alturas hace un año con los Yankees, Canó bateaba .319 con 10 dobles, ocho jonrones y 18 remolcadas. A nivel colectivo, la foja de 15-15 antes de la acción del martes para Seattle es una mejoría de solamente tres juegos en comparación con hace un año.

El dirigente Lloyd McClendon no parecía estar preocupado por la producción de Canó, expresando que "será algo bello" cuando el intermedista entre en ritmo. En cuanto al gran contrato se refiere, McClendon dijo que no piensa que haya afectado a Canó ni su mentalidad.

"Es como un buen anotador (en el baloncesto)", manifestó McClendon. "De repente ves la pizarra y tiene 22 puntos, pero no parece que haya hecho nada.

""No es la primera vez que se habla del contrato. Eso es noticia vieja. ¿Quién es el muchacho al que firmaron los Yankees? ¿(Jacoby) Ellsbury? ¿Cuánto gana él por año? (US$21 millones). Robbie gana 24. ¿Cuál es el show? Digo eso yo, pero…"