© 2011 MLB Advanced Media, L.P. Derechos Reservados.
PrintImprimir

03/22/11 5:35 PM ET

Grupo crucial para los Frailes

Los jardineros tendrán un rol importante en los Padres del 2011

Para los Padres, jugando en un estadio como el PETCO Park, tener un buen equipo de lanzadores es fundamental para nuestras posibilidades de éxito. Pero no es menos importante tener un gran grupo de jardineros y en esta ocasión Bud Black, tiene mucho donde elegir.

En principio, la titularidad está destinada para Will Venable (en la derecha del jardín), Maybin Cameron (en el centro del jardín) y Ryan Ludwick (en la derecha del jardín). Pero con la primavera que está realizando un tremendamente polivalente Eric Patterson y la calidad que atesoran Aaron Cunningham y Chris Denorfia... Bud Black hará que las rotaciones en nuestro jardín sean bastante frecuentes.

Will Venable, que en principio es dueño del jardín derecho, ha visto como su porcentaje de bateo ha descendido de .264 en el 2008, a .256 en el 2009 y a .245 en la pasada campaña, mientras que su presencia en el jardín se ha visto aumentada, desde los 28 juegos del 2008, a los 131 juegos del 2010. De Venable se necesita algo más de productividad en ataque, ya que los 96 hits en los 392 turnos de bateo, que logró en el 2010, se antojan unos números algo bajos, sobre todo si tenemos en cuenta la escasez ofensiva que el equipo mostró en año pasado y que a la postre nos costó la clasificación para la postemporada.

En las tres primeras semanas de pretemporada, ha participado doce juegos en la primavera y 31 turnos de bateo, ha logrado 10 hits (un porcentaje de bateo de .323) y ha impulsado seis carreras.

Cameron Maybin, es una de las grandes incorporaciones para esta temporada. Sustituto de Tony Gwynn Jr, en el centro del jardín, es un jugador del que se espera mucho en ataque y defensa, a pesar de su juventud. Se buscaba un jardinero de estilo atlético, joven y que juegue bien a la defensiva en el PETCO Park y eso es que se quiere de él, que corra agresivo por las bases y no deje un hueco tan grande en la ofensiva, como lo dejó Gwynn jr.

Su canje se hizo efectivo, desde Florida a cambio de Ryan Webb y Edward Mujica, o lo que es lo mismo, sacrificamos bullpen para reforzar el jardín. Fue elegido en la primera ronda del draft del 2005 (seleccionado por los Tigres con la selección 10 del 2005), logrando en sus últimas cuatro temporadas, con los Tigres y Marlins, tener un promedio de bateo de .246, con 13 HRs y 45 impulsadas en 548 turnos al bate.

Cumplirá 24 años el 4 de abril, e hizo su debut en las Grandes Ligas con los Tigres en el 2007, pero fue traspasado a los Marlins en diciembre en un acuerdo de ocho jugadores que envió a Dontrelle Willis y Miguel Cabrera a Detroit. Maybin entonces pasó la mayor parte de las dos próximas temporadas en las Ligas Menores antes de recibir 291 turnos al bate en el 2010 con los Marlins. El jardinero comenzó la temporada con Florida, pero fue enviado al equipo Triple-A de New Orleans en junio, donde bateó .340 con un porcentaje de .415 en base. Regresó a los Marlins en agosto y bateó .248 en 31 partidos, antes de lesionarse la pierna izquierda y la parte inferior de la espalda durante la última semana de la campaña.

En los doce juegos primaverales en los que ha participado, a falta de semana y media del comienzo de la temporada regular, Maybin, ha logrado 14 hits y nueve carreras anotadas, de los 36 turnos de bateo que ha tenido. Ha impulsado dos carreras (dos homers).

En el caso del jardín izquierdo, vemos como el dueño del mismo será un Ryan Ludwick, que viene de retorno a los Padres, con la clara intención de enmendar la imagen que dio la pasada campaña, en la que no cumplió con las expectativas que se habían creado sobre él, cuando se suponía que sería un refuerzo decisivo para afrontar la postemporada de la pasada temporada.

Ludwick, hará en la próxima campaña 6.377.500 dólares. Mucho dinero para un jugador que dejó, por un lado muchas dudas, como por otro lado dejó muchas esperanzas depositadas en él para el 2011. Con su renovación, los Padres dejaron claro un mensaje: Quieren ver la evolución del equipo en la próxima temporada (antes de comprometerse a un acuerdo multi-anual, con un gran montante económico). Ludwick parece que ha añadido 15 libras a su cuerpo mientras que ha disminuido la grasa corporal en un 3 por ciento, y ahora afronta un importante año para el futuro de su carrera deportiva, sea o no en el seno de los Padres (su evolución como bateador y la del equipo en el 2011, serán determinantes para saber si Ludwick, será objeto de un traspaso a mediados de año o no).

En los doce juegos en los que participado en esta primavera, en las tres primeras semanas de pretemporada, ha logrado nueve hits en 31 turnos de bateo, logrando un HR, impulsando cuatro carreras y con un porcentaje de bateo de .290.

A la zaga de los teóricamente titulares, Patterson, Denofia y Cunningham, tratarán de hacerse un hueco en el equipo.

Y de los tres, quien más me ha impresionado en este arranque primaveral es sin duda Patterson. Proveniente del traspaso de Gonzo a Boston, en los 15 primeros juegos de pretemporada que ha disputado, ha disfrutado de 32 turnos de bateo, cosechando 14 hits (siete dobles y un triple), ocho carreras impulsadas y ocho anotadas, con un promedio de bateo de .438.

Eric Patterson, ha demostrado que puede resultar tremendamente útil para los Padres en el 2011. Una gran valía, gracias no sólo a su magnífica hacer en la pretemporada, sino también a la posibilidad de jugar en los tres puntos del jardín, así como en la segunda base. Esto le convierte en un activo valiosísimo para los Padres. Una enorme versatilidad, que hará que acumule mucho tiempo sobre la hierba del PETCO Park. Si a eso le sumamos la velocidad que tiene (que le permiten afrontar con garantías el juego de robo de bases), le convierten en uno de los jugadores clave de los Padres del 2011.

Denorfia, ya pudo hacerse un hueco en el jardín el año pasado, cuando logró jugar en 99 partidos de temporada regular. 284 turnos de bateo que transformó en 77 hits, impulsando 36 carreras (nueve HRs), 41 carreras y un porcentaje de bateo de .271. Unos números que Denorfia luchará a brazo partido por mejorar, de cara a conseguir un hueco que cada vez se hace más costoso. Y para mejorar unos números que los Padres necesitan mejorar (en general), si queremos conseguir lo que se nos escapó el año pasado, en el último momento.

En los quince primeros juegos primaverales en los que ha participado, ha tenido 38 turnos de bateo, en los que logró 16 hits, con 10 carreras anotadas y 7 impulsadas (un HR), con un promedio de bateo de .421.

Por último, Aaron Cunningham es la otra gran baza que Bud Black tendrá que manejar, para el jardín de los Padres. El año pasado jugó 53 partidos, logrando 38 hits, impulsando 15 carreras y con un promedio de bateo de .288, mientras que en los 20 juegos que ha disputado en esta primavera y los 43 turnos de bateo que ha tenido, ha logrado 13 hits, impulsando 8 carreras (dos homers) y anotando trece. Su porcentaje de bateo es de .302.

A pesar de que estos seis jugadores se jugarán el puesto en los jardines, hay otros dos jugadores con los que habrá que contar de cara a un futuro próximo, en el jardín de San Diego.

Mike Baxter ha tenido una destacada participación en lo que llevamos de primavera. Después de haber participado en nueve juegos, en la pasado campaña, Baxter ha llegado a jugar 17 juegos en esta primavera, en las tres primeras semanas de pretemporada, ha tenido un buen porcentaje de bateo (.370), logrando 8 hits en 27 turnos de bateo (2 homers) e impulsando cuatro carreras.

Kyle Blanks continúa recuperándose de la lesión que ha dejado prácticamente en el dique seco, en la pasada temporada, en la que apenas si participó en 33 juegos. Un Kyle Blanks, que bien pudiera tener su futuro, más en la primera base que en el jardín. Aunque para eso todavía ha de pasar mucho tiempo, porque habrá de pasar mucho tiempo, antes de que volvamos a verle en forma. La forma que demostró cuando despuntó en el equipo, impresionó a todos e hizo que se le considerara como en sucesor de Gonzo en primera base.

Un buen jardín que espera demostrar que este año, los Padres son un equipo más equilibrado de lo que éramos en año pasado.

Este artículo no estuvo sujeto a la aprobación del Major League Baseball ni sus equipos.


padresbeisbol.com