© 2011 MLB Advanced Media, L.P. Derechos Reservados.
PrintImprimir

04/18/11 4:09 PM ET

Un nuevo referente en el ataque

Nick Hundley está teniendo un gran comienzo de campaña

Ya han pasado algo más de dos semanas del inicio del gran circo de las Grandes Ligas, en este curso 2011. Los Padres ya han vivido la emoción de cinco series, una de ellas ganada, dos empatadas y dos perdidas, pero sin ser barridos. Quince juegos repletos de emoción, que dejan un mensajero claro por parte de nuestro equipo: Si bien el pitcheo está haciendo una excelente labor, brillando con luz propia y dando al equipo opciones de victoria en cada partido, la ofensiva se está situando en el polo opuesto.

Y es que a pesar de que la ofensiva se asoma fuerte en algunos juegos (como fue el caso del juego final de la serie en Houston), por lo general, la escasez de una ofensiva fluida y productiva, ya ha echado por tierra alguna que otra magnífica labor desde la loma, impidiendo que los Padres hayan podido tener un mejor balance de victorias y derrotas, del que actualmente refleja la clasificación, que tras la serie frente a los Astros roza el equilibrio.

Cuando ves este contexto, en el que se están moviendo los Padres en esta temporada, lo primero que se te viene a la cabeza es que el líder en las estadísticas de todas las facetas ofensivas en el año pasado, ya no se encuentra en San Diego.

Adrian González, lideró al equipo en hits logrados (176), carreras impulsadas (101), HRs (31), porcentaje de colocarse en base (.393) y como no, porcentaje de bateo (.298), por lo que su marcha dejó un tremendo hueco en el equipo que cuesta mucho llenar. Más aun si tenemos en cuenta que la nómina de los Padres, no se maneja en unos grandes números que permitan fichar a peloteros con enorme poder, como para hacerle frente al inmenso PETCO Park, como los nuevos titanes de San Diego.

Sin embargo resulta curioso que al comparar las estadísticas del 2010, con las estadísticas de lo que llevamos de la presente campaña, descubrimos que hay una pauta que permanece inalterada. En ambos casos, es un personaje el que acapara el protagonismo en casi todas las facetas ofensivas. Si en el caso del 2010 el protagonista era Adrian González, en el 2011 el protagonista se llama Nick Hundley.

Nuestro receptor ha ido creciendo en los últimos tres años, a la sombra de veteranos como Henry Blanco o Torrealba, incrementando año a año su aportación en cuanto a número de juegos disputados (68 en el 2008, 78 en el 2009 y 85 en el 2010), en cuanto a hits logrados (47 en 2008, 61 en 2009 y 68 en 2010), en carreras impulsadas (24 en 2008, 30 en 2009 y 43 en 2010) y en porcentaje de bateo (.237 en 2008, .238 en 2009 y .249 en 2010).

Ahora en el 2011, teniendo la titularidad en el puesto de catcher, se le presenta su gran oportunidad de demostrar su enorme valía y está empezando a aprovechar esta oportunidad, dejando destellos de lo que Hundley quiere que sea para él, esta crucial temporada.

Actualmente, Hundley se erige como el personaje referente en ataque de lo que llevamos de año, liderando las más importantes facetas de la ofensiva, con un porcentaje de bateo de .348, 9 carreras impulsadas (empatado en esta faceta ofensiva con Headley), 16 hits logrados, tres de ellos HRs y porcentaje en base de .415. Todo ello en los 14 juegos disputados, en los que ha dispuesto de 46 turnos de bateo.

Unos números que le han valido, para pasar de batear en el octavo puesto del lineup, al comienzo de la temporada, a batear en la zona caliente del lineup en el juego del domingo frente a los Astros, sin ir más lejos (bateó en quinto lugar).

Cierto es que sustituir a una figura como la de Adrian González, que ha sido tan importante para los Padres en los últimos años, es una quimera. Pero si tenemos en cuenta que la base del poderío de los Padres radicaba básicamente en el pitcheo, que González en el 2010 llevó casi él solo el grueso del soporte ofensivo de la pasada campaña y que aun así el equipo llegó muy lejos, también se desprende una cosa muy clara de cara a este 2011.

Y lo que se desprende es que si el pitcheo sigue como hasta ahora y podemos encontrar un jugador que logre unas estadísticas algo parecidas a las logradas por Adrian González en el 2010, en cuanto a productividad ofensiva se refiere, estaremos en igualdad de condiciones que el año pasado para lograr de nuevo estar en la lucha hasta el final. Y ese hombre bien podría ser Hundley.

Pero para saber si esto se puede lograr o no, habrá que esperar todavía bastante. Tendrán que pasar muchos juegos y ver la evolución de nuestro receptor y del resto del equipo. Mientras tanto, si los hits no llegan con soltura y Hundley (o cualquier otro) se empieza a sentir solo en ataque, como en una isla desierta (del mismo modo que se sentía González en el 2010), la manera de poder generar carreras es ser muy agresivos entre las bases.

Y lo estamos viendo ya en el juego de los Padres, no sólo en los robos de base, sino también forzando la situación de tratar de llegar al home, en lugar de esperar en tercera base, por el "miedo" de no dejar en el limbo a demasiados corredores en situación de anotar. No olvidemos que estamos en el sótano de todas las estadísticas de ataque, de entre los equipos de ambas ligas y esto nos fuerza a tener que ser de los mejores en cuanto a robos de base, lo cual sucede ahora mismo con 19 robos, y así aprovechar lo poco que hasta ahora estamos produciendo.

El año pasado, la fórmula de ser agresivos en base, funcionó para optimizar nuestra ofensiva y esperemos que en esta ocasión también lo haga. Y de paso, eso ayude a un pitcheo que merece algo más de soporte ofensivo, para poder brillar aun más. Para brillar como realmente se merece.

Cualquier comentario es siempre bienvenido en padreshispanos@yahoo.com, y si desea seguir la actualidad de los Padres de San Diego y conocer más noticias en español de nuestro equipo, no duden en seguir la página oficial en español de los Padres de San Diego padresbeisbol.com y el blog PADRES HISPANOS DESDE ESPAÑA, así como a través de PADRES HISPANOS EN FACEBOOK y a través de twitter en @BerkutMartin.

Este artículo no estuvo sujeto a la aprobación del Major League Baseball ni sus equipos.


padresbeisbol.com