© 2011 MLB Advanced Media, L.P. Derechos Reservados.
PrintImprimir

08/12/11 5:22 PM ET

SD tendrá nómina de 50 millones en el 2012

Una faceta muy importante a tener en cuenta para el futuro de los Padres, es la nómina con la que nos manejaremos en los próximos años. Punto sobre el que habrá que estar muy atentos para definir como se actuará con los agentes libres en la próxima offseason y la actitud que se tendrá con nuestra granja, de cara al 2012.

El pasado martes, Jeff Moorad señalaba que para la próxima temporada el equipo tendrá una nómina que empezará por cinco, con lo que el incremento respecto de la nomina del 2011, que terminará siendo de alrededor de los 45 millones de dólares, será de al menos un 11 por ciento. Aunque lo más destacado de sus declaraciones al respecto, es que a lo largo de los próximos cinco años, se irá incrementado la nómina del equipo, hasta llegar a los 70 millones de dólares. Y para lograr este objetivo deben de tenerse en cuenta algunos aspectos importantes que rodean la actualidad de los Padres.

Lo primero es la finalización de la compraventa del equipo, por parte del grupo que lidera Jeff Moorad. Según se ha manifestado recientemente, no hay visos de que la finalización del proceso sea algo inminente y aunque no se desea agotar el plazo máximo para concretar definitivamente la compra (2014), lo cierto es que todavía queda tiempo para dar los pasos necesarios en este sentido.

Lo segundo y tal vez más determinante a la hora de poder saber el dinero que se pueda poner encima de la mesa en futuras negociaciones, es el contrato televisivo que los Padres tendrán que negociar a partir de la próxima temporada, ya que el contrato local que los Padres poseen en la actualidad, expira al final de la temporada actual. Si se logra un acuerdo, por ejemplo con FSN como se rumorea, esto podría darle una nueva dimensión a los ingresos de los Padres por este concepto y suponer un considerable aumento del dinero que los Padres se planteasen poner encima de la mesa a la hora de negociar agentes libres en el futuro, o de retener a joyas que caigan en nuestras manos (y no tener que padecer tantos casos como los que hemos vivido con Peavy y Gonzo).

Ahora bien, los 70 millones no llegarán de manera inmediata, sino que lo harán de manera progresiva, por lo que de momento habrá que trabajar muy activamente con la producción de nuestra brillante granja y no de manera tan activa en el mercado de la agencia libre.

De momento, los Padres para la próxima temporada, ya tienen comprometidos 10,75 millones de dólares en el centro del cuadro con la combinación entre Bartlett y Hudson, una opción mutua de 5 millones con Aaron Harang, un máximo de 10 jugadores elegibles para el arbitraje, entre ellos Chase Headley, Tim Stauffer y Chris Denorfia en el nivel de segundo año y todo eso sin contar con un hipotético acuerdo con Heath Bell, para alargar su estancia en San Diego. Acuerdo que supondría una importante cantidad de dinero dentro de la nómina, por mucho que Bell accediera a un importante descuento, con tal de llegar a un entendimiento con nuestros queridos Padres.

Todo esto indica que los Padres, una vez más, en el 2012 no será un importante actor en los movimientos de la agencia libre. Pero lo que si parece que se va a dar es que los Padres, poco a poco, dejarán el furgón de cola, en lo que a nóminas se refiere, dentro de las Grandes Ligas.

Pero no nos engañemos, tampoco vamos a llegar a los niveles que exhiben los Phillies, Yankees o Red Sox, por lo que nunca vamos a estar exentos de que alguna de nuestras joyas no sea tentada a emigrar, como ya lo hicieron otros. Pero tampoco nos llevemos a engaños pensando que la emigración desde San Diego a otros equipos, solo fue por dinero. Si los Padres nos convertimos en un equipo competitivo dentro del Oeste, atraeremos a más jugadores de calidad contrastada, aunque no se le puedan ofrecer cantidades tan desorbitadas como las que se ofrecen en la costa este.

Y para ser competitivos, lo más importante es pensar con la cabeza muy bien, la confección del equipo. Y si no veamos el ejemplo del año pasado, en donde teniendo una nómina bajísima, a punto estuvimos de alcanzar cotas impresionantes. Pero el dinero también cuenta, porque en él podríamos haber retenido a piezas clave de aquel éxito, en lugar de ver como se marchaban (y no solo estoy pensando en el caso de Gonzo).

Así pues habrá que ser paciente mientras lleguen las vacas gordas. Mientras tanto, trabajemos mucho y bien para confeccionar el equipo bien, de manera equilibrada y que por encina de genialidades individuales, tengamos un equipo cohesionado. Un grupo.

Eso si que sería un gran paso en la buena dirección, para que cuando lleguen tiempos mejores, en lo que a recursos económicos se refiere, podamos aspirar a lo máximo.

Cualquier comentario es siempre bienvenido en padreshispanos@yahoo.com, y si desea seguir la actualidad de los Padres de San Diego y conocer más noticias en español de nuestro equipo, no duden en seguir la página oficial en español de los Padres de San Diego padresbeisbol.com y el blog PADRES HISPANOS, así como a través de PADRES HISPANOS en Facebook y a través de Twitter en @BerkutMartin.

Este artículo no estuvo sujeto a la aprobación del Major League Baseball ni sus equipos.


padresbeisbol.com